MUY PERSONAL

Pandora, la belleza como señuelo, la curiosidad como pecado y el mal como castigo